jueves, julio 16, 2015

El Cacique Conopoima

Cacique, Indio, Conopoima, Tribu, Teques
Cacique Conopoima (4)
Los indígenas que habitaban Venezuela fueron sustituyendo el primitivo terror supersticioso al conquistador, al que inicialmente habían supuesto monstruo bicéfalo de cuatro patas, por el temor normal experimentado ante un semejante de carne y hueso aunque éste dispusiera de tubos de fuego que sentaban la enorme diferencia armamentista entre ambos bandos.


Cuenta la leyenda que uno de los primeros en percatarse de la distinta esencia de hombre y equino fue un astuto cacique, Conopoima, quien, apostado en lugar idóneo para sus fines con algunos de sus hombres, disparó una flecha certera que atravesando el pecho de uno de los jinetes castellanos en tránsito por las cercanías, lo hizo caer de su montura mientras el caballo continuaba su marcha.

Roto el mito sus guerreros intervinieron valientemente y sin la menor intimidación en las frecuentes batallas que sostuvo contra el invasor, al que derrotó en numerosas ocasiones.
Una de sus más sonadas victorias, en la que según los cronistas de la época causó cuantiosas bajas al enemigo, fue la de Las Adjuntas.

En cuanto a sus datos biográficos se cree que, de origen caribe y procedente de lejanas tierras, Conopoima llegó a las proximidades de Los Teques y se radicó en el lugar conocido como El Peñón. De carácter sobrio, cauteloso y recto, luchó con denuedo en múltiples ocasiones junto al gran Guaicaipuro de modo tal que éste decidió nombrarlo sucesor suyo en el mando militar de todas las tríbus a sus órdenes. Pero Conopoima, aunque a la muerte de Guaicaipuro aceptó el cacicazgo de algunas de ellas, rehusó el de las restantes en favor de Baruta.

Se cuenta asimismo que tras haber sufrido severísimo descalabro a manos del capitán Garci-González en el asedio de Carrizales —donde los castellanos habían hecho prisionero al aguerrido Sorocaima y posteriormente le amputaron la mano derecha—, y luego que hubo abandonado, hacia 1572, la lucha armada, por considerarla inútil ante un enemigo tan poderoso como el castellano, entrado ya en años se arrepintió de su determinación y un buen día partió hacia occidente, reclutó un millar de hombres con los que retornó a la lid, atacó a los conquistadores junto con otros jefes y caciques, entre ellos Sorocaima, y puso en estado de sitio a la flamante ciudad que con el nombre de Santiago de León de Caracas concluía de fundar don Diego de Losada y Quiroga.

Dice también la leyenda que, cada noche, el cacique Conopoima salía de su lugar de asedio a Caracas, tomaba su curiara y batiendo remos se dirigía hasta su bohío, emplazado en una de las orillas del río Macarao, en el cual su esposa, una hermosa muchacha tequeña, lo aguardaba con ansiedad para consumar el sublime rito del amor. Luego se zambullían los dos en las límpidas aguas de un remanso y nadaban voluptuosamente a la luz de la luna.

Enterados los conquistadores de este hecho decidieron darle caza. Para ello dispusieron convenientemente un pelotón de soldados en las cercanías de la ribera y, cuando, tras las amorosas delicias y el relajante baño, más tranquilos disfrutaban el añoso cacique y su joven esposa de un sosegado paseo en la curiara, abrieron fuego con sus terribles arcabuces, les dieron muerte instantánea y los inhumaron, en lugar próximo a la ribera, junto a un monumental bucare.

A la leyenda pertenece también la creencia de que las bellísimas flores rojas que desde aquel día produjo el citado árbol, símbolo de un gran amor, jamás fueron igualadas ni en delicadeza ni en hermosura por las de ningún otro de su clase.


Ruben Tamanaco

@rubentamanaco1

Referencia:
  1. "Visión Panagerica de los Caciques de Venezuela". Agustín Quevedo Martín. 
  2. "Caciques Aborígenes de Venezuela". Antonio Reyez 
  3. “Caciques de Venezuela Guerreros de la Resistencia”. Anibal Laydera Villalobos.
  4. Imagen on line: https://eliascisneros.wordpress.com/2013/11/18/algunos-caciques-de-venezuela/

3 comentarios:

Paola Ysamar De Andrade dijo...

¡Buenas! fuentes bibliográficas por favor.

ruben_tamanaco dijo...

Hola Paola muchas gracias por escribir en el blog, las fuentes consultadas son las siguientes:

-Caciques de venezuela, guerreros de la resistencia. Anibal Laydera Villalobos
-Visión panegírica de los caciques de venezuela. Agustin Quevedo Martin
-Los caciques de venezuela. Carlos Alarico Gomez
-Caciques de venezuela. son dos tomos y el autor no lo recuerdo ahora

ruben_tamanaco dijo...

Hola Paola aqui la referencia que me faltaba, Caciques aborigenes de Venezuela de Antonio Reyes (son dos tomos)